Continuidades para pensar

Dice S. Dun­combe (en “Let’s all be alien­at­ed togeth­er”) sobre los zines:

Arma­da con her­ramien­tas de comu­ni­cación, una per­sona puede con­stru­ir una ancha red de voces conec­tadas, difer­entes en tim­bre y sus­tan­cia, y aun así en comu­nión comu­nica­ti­va, for­jan­do lazos pri­mar­ios con extraños, cosa imposi­ble de hac­er de otro modo en una sociedad de masas. O, si así lo quiere, puede nun­ca encon­trarse, nun­ca hablar y nun­ca com­pren­der a quien no quiere, gas­tan­do sus días vivien­do en un ghet­to virtual.

Comentarios deshabilitados para este post